Herramientas de escritura con IA que pueden ayudarte a incrementar la productividad

Herramientas de escritura con IA que pueden ayudarte a incrementar la productividad

Acumulación de mails, propuestas estancadas… En un mundo repleto de información y distracciones, la falta de inspiración se ha vuelto una barrera común en el entorno laboral actual. Cuando la creatividad y la eficiencia se ven eclipsadas, las herramientas de escritura de inteligencia artificial emergen como una solución que puede ayudar a eliminar tareas de la lista de temas pendientes, ofreciendo un enfoque innovador para superar bloqueos y avanzar en el flujo de trabajo de manera efectiva.



Para comprender cómo estas herramientas de escritura de IA operan, es fundamental familiarizarse con términos como "IA generativa" y "grandes modelos de lenguaje" (LLM). La IA generativa se refiere a modelos capaces de generar contenido aprendiendo patrones a partir de datos existentes y los LLM están entrenados con extensas cantidades de datos para predecir palabras en secuencias basadas en el contexto. Estas herramientas utilizan estos modelos para generar resultados basados en entradas humanas, permitiendo a los usuarios describir el tipo de mensaje deseado para obtener una salida que se ajuste a sus necesidades.

En este contexto, la plataforam Zoom ha analizado las 5 formas en que las herramientas de escritura de IA pueden ayudarte a incrementar la productividad en el trabajo, ahorrar tiempo y mejorar las comunicaciones comerciales.

1. Ahorrar tiempo en el primer borrador

Encontrar las primeras palabras o establecer un esquema mental de ideas para poder desarrollar un texto puede resultar el paso más difícil en un proceso de creación. Es lo que se conoce como el síndrome de la hoja en blanco y, en estos casos, una herramienta de escritura de IA puede ayudarnos a generar un primer borrador en pocos segundos evitando que haya que empezar desde cero. A partir de ese primer texto, se pueden aplicar los cambios necesarios para ajustarlo y personalizarlo.

2. Tareas de escritura repetitivas o tediosas

Generar correos electrónicos de ventas en frío o chats de seguimiento puede llevar horas de copia/pega que se podría emplear en llevar a cabo tareas más creativas y menos mecánicas y tediosas. Para optimizar ese proceso, se puede utilizar un asistente de redacción con inteligencia artificial que se encargue de elaborar esos mensajes repetitivos y adaptados a cada destinatario en una fracción del tiempo.

3. Dar con el tono adecuado

La forma de aproximarse o tratar con el director ejecutivo de una empresa no es la misma que con un amigo o un compañero de trabajo. Incluso si su mensaje es el mismo, la forma en que lo dice puede ser ligeramente diferente, razón por la cual el tono es una parte tan crítica de la escritura. Las herramientas de escritura de IA no solo generan texto, sino que también tienen la capacidad de utilizar la elección de palabras para lograr el tono de voz correcto. Cuando se redacta una petición en una de estas plataformas, se puede pedir un tono determinado u otro para que suene "más persuasivo", "más informal" o "más serio" según el destinatario del mensaje o la situación.

4. Inspiración y pensamiento innovador

Según Pablo Picasso, la inspiración existe, pero te tiene que encontrar trabajando. Aunque es una afirmación que se puede tomar como cierta, no siempre lo es. La redacción creativa que respecta a los correos electrónicos y las líneas de asunto, puede no resultar demasiado fácil. Un asistente de redacción con IA puede ayudar a encontrar nuevas formas de decir lo mismo de manera más ingeniosa y personalizada que se salga del estilo de comunicación habitual.

5. Salvando tu capacidad intelectual creativa

Las tareas tediosas pueden ocupar gran tiempo de la jornada laboral, reduciendo la motivación y la inspiración y aumentando la monotonía y la frustración al estar desarrollando un trabajo poco atractivo. Dejar la parte de redacción en manos de un generador de contenido de IA, puede liberar más tiempo para trabajar en tareas que requieren pensamiento crítico y creatividad. Combinado la tecnología con esa parte, con habilidades que son exclusivamente humanas, el resultado puede ser mejor y en un menor tiempo.