Grandes empresas mundiales han reducido a la mitad los vuelos desde la pandemia

Grandes empresas mundiales han reducido a la mitad los vuelos desde la pandemia

Alrededor del 50% de las principales empresas mundiales han reducido a la mitad el número de vuelos de negocios realizados por sus viajeros desde la pandemia, según una investigación realizada por Travel Smart, una campaña global liderada por Transport & Environment (T&E) destinada a reducir las emisiones de los viajes aéreos corporativos.



Según el estudio realizado por Travel Smart, 104 de las 217 empresas analizadas habían reducido sus vuelos de negocios a menos a la mitad en 2022 en comparación con 2019.

La empresa de tecnología SAP, con un 86% menos, el gigante farmacéutico Pfizer (-78 %) y el y la consultora PwC (-76 %) son las empresas con las mayores reducciones de vuelos al comparar ambos años.

En cambio, algunas empresas se acercaron mucho a los niveles de vuelos de 2019 el año pasado, con 21 empresas volando más que antes de la covid.

Para Denise Auclair, directora de campaña de Travel Smart, “se han aprendido lecciones de la pandemia: el camino a seguir es la colaboración con más reuniones en línea, más viajes en tren y menos en avión”, añadió.

No obstante, en su opinión sigue siendo “desalentador el hecho de que todavía muchas empresas hacen un uso excesivo de los vuelos para hacer negocios, lo que denota poca preocupación por el planeta. Este año es el momento perfecto para adoptar nuevas resoluciones corporativas que dejen atrás los viejos tiempos de altos vuelos”.

En este sentido, el estudio llama la atención sobre el dato de que 171 de las 217 empresas analizadas no tienen objetivos para reducir las emisiones de sus viajes de negocios. Travel Smart insta a estas empresas a “aumentar la ambición y avanzar en el cronograma”. 

También recomienda que las corporaciones globales que informen sobre el impacto climático total de sus emisiones de vuelos de negocios, además de establecer “presupuestos climáticos de viajes” anuales para ayudar a promover reuniones virtuales y viajes en tren antes que los viajes aéreos.

La campaña pide una reducción del 50% en los viajes de negocios en general durante la década actual para hacer posible que la aviación sea compatible con el objetivo de restringir el cambio climático global a un aumento de 1,5°C.