Notable bajada de las tarifas de tren tras el aumento de la competencia

Notable bajada de las tarifas de tren tras el aumento de la competencia

La entrada en juego de nuevos operadores ferroviarios a partir de 2019, gracias a la liberalización del sector, ha supuesto un considerable abaratamiento de las tarifas, según un informe de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMC). En algunas rutas en que la competencia de los tres operadores es mayor, la rebaja ha llegado hasta el 40%.



 

La caída de los precios se explica en parte por el incremento de la oferta de plazas. Los precios medios se redujeron en torno al 40% en las rutas donde la competencia entre tres operadores comenzó en el año 2022. En el corredor sur, donde la entrada de competencia fue más reciente, con Renfe e Iryo compitiendo, los precios medios se redujeron entre el 10% y el 24% en función de las rutas.

El ‘Informe sobre el Balance de la Liberalización del Transporte de Viajeros por Ferrocarril’ de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) también señala que un 42% de los usuarios de los servicios comerciales pudieron elegir entre tres operadores para sus viajes, y un 19 %, entre dos. Para el 33% restante, Renfe continuó siendo la única opción.

Actualmente operan tres empresas bajo cuatro marcas comerciales: AVE y Avlo (Renfe), Ouigo e Iryo–, con un impacto positivo de 578 millones en 2023. “Los consumidores fueron los principales beneficiarios de la liberalización, dado que 343 millones de euros correspondieron al beneficio que les supuso poder viajar más y más barato gracias a la competencia entre compañías”, de acuerdo con el estudio.

En todo caso, Competencia manifiesta que los ingresos conjuntos de los tres operadores no fueron ni un 10% superiores a los ingresos de Renfe en 2019, a pesar de que los servicios aumentaron un 60%.

La CNMC explica que los resultados estuvieron “en línea” con los de otros países europeos y recuerda que la entrada en el mercado ferroviario es "costosa y no pueden esperarse beneficios en los primeros ejercicios, menos aún con la coyuntura desfavorable de las restricciones a la movilidad -pandemia del Covid-19- y los costes de la energía".

Alta velocidad

De los 41 millones de viajeros comerciales, 31 millones utilizaron la alta velocidad en 2023, cifra 10 millones superior a la de 2019. Las empresas alternativas captaron en total 10,6 millones de pasajeros (26 %): Iryo, el 14,8 % y Ouigo, el 11,2 %.

La cuota modal del ferrocarril frente al avión en los corredores con competencia aumentó al 85%, destacando el trayecto Madrid-Barcelona donde ganó 20 puntos porcentuales, hasta el 82%.

En las rutas donde la competencia se incorporó antes y donde hay tres compañías –Madrid-Barcelona o Madrid-Valencia–, el número de viajeros prácticamente se duplicó, pasando de 11,1 millones a 19,6 millones.

La CNMC destaca que los viajeros del trayecto Madrid-Valencia ya son más que los del Madrid-Sevilla. Por el contrario, los servicios de larga distancia convencional perdieron más de 2 millones de pasajeros entre 2019 y 2023, a pesar de las mejoras en la infraestructura.