• Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
Patrocinadores fundadores
Patrocinadores

Los pasajeros siguen sufriendo discriminación en el acceso a las tarifas aéreas

Los pasajeros siguen sufriendo discriminación en el acceso a las tarifas aéreas

Los pasajeros siguen sufriendo discriminación en el acceso a las tarifas aéreas en función del país donde está reservado el billete, a pesar de la legislación comunitaria que prohíbe tal discriminación. Según una encuesta llevada a cabo por Gebta, el 45% de las tarifas aéreas controladas de forma simultánea en diferentes países mostraron discrepa

La legislación comunitaria prohíbe desde 2008 la discriminación en el acceso a las tarifas aéreas públicas basadas en el lugar dentro de la UE, donde se estableció el cliente o la agencia de viajes.

En la práctica, los pasajeros, agentes de viajes y empresas de gestión de viajes deben tener acceso a las mismas tarifas, por ejemplo, para un vuelo Londres-Berlín, si se basan en el Reino Unido, Alemania o cualquier otro Estado miembro de la UE. GEBTA acogió con gran satisfacción la prohibición de tales discriminaciones, porque hacen que el mercado europeo de transporte aéreo sea transparente y eficaz.

No obstante, Gebta ha llevado a cabo un control paneruopeo de las disponibilidades de tarifas con las agencias de viajes ubicadas en Alemania, los Países Bajos, España y el Reino Unido. Esta encuesta puso de manifiesto discrepancias significativas en 5 casos de 11, con supuestos de falta de disponibilidades de determinadas tarifas, o diferencias de hasta el 25%.

En opinión del presidente de Gebta, Mathias Warns, después de la entrada en vigor del Reglamento de la UE n º 1008/2008, "la prohibición de la discriminación en el acceso a las tarifas en función del país en el que se realiza la venta es crucial para garantizar la transparencia de tarifas y para que los pasajeros puedan beneficiarse plenamente de un mercado europeo de transporte aéreo”.

Warns añade que las autoridades nacionales competentes “deben cooperar entre sí para identificar y sancionar a la alta proporción de las infracciones. Esta situación también exige que la Comisión Europea intervenga para garantizar la correcta aplicación de la legislación comunitaria".