• Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
Patrocinadores fundadores
Patrocinadores

El viajero feliz gana en salud y es más productivo

El viajero feliz gana en salud y es más productivo

El ‘traveler friction’, o el estrés que sufre el viajero cuando está fuera de casa por motivos profesionales, existe y está en la mano de todos combatirlo. Bajo el título “Business Traveler y la importancia del bienestar”, IE Tourism Club  ha analizado las políticas de las empresas para mejorar la experiencia de sus viajeros en una sesión moderada por la socia cofundadora de Forum Business Travel y editora de MeetIN, Natalia Ros.

Suscríbete a nuestra newsletter, con toda la actualidad del Business Travel



“El viajero feliz es más productivo”, con esta declaración de intenciones, los participantes en el panel de expertos reunido esta mañana por el club de Turismo del Instituto de Empresa de Madrid, insistieron en la necesidad de que las empresas adopten medidas concretas para reducir el estrés de los viajeros en sus desplazamientos.

Al comienzo de la sesión, Natalia Ros, editora de MeetIN y socia cofundadora de Forum Business Travel, hizo un repaso de la evolución de las condiciones de viaje en los últimos años, para situar el punto de mira en la situación actual.

“Durante las vacas gordas, cuando se viajaba sin sentido, había empresas que no sabían cuánto se gastaban en viajes. Con las vacas flacas vino todo lo contrario: las aerolíneas de la tómbola, los hoteles alejados, etc. Se fomentó el síndrome del viajero quemado. En la actualidad, la tendencia es que exista un equilibrio entre gasto y comodidad en viaje”, comentó.

Pero, ¿qué es lo que más incomoda a los viajeros? Según una encuesta realizada por Amadeus, antes del viaje no le preocupa tanto la planificación del viaje en sí como la de su casa durante su ausencia. En el viaje lo que más quebraderos de cabeza da es la gestión del equipaje y las colas del aeropuerto. En destino, los viajeros demandan seguir con su rutina diaria, por ejemplo con el gimnasio o sus hábitos alimenticios, y llenar de alguna forma su tiempo de ocio.

Empresas como el Grupo Maxam, con negocio en destinos realmente complicados y conflictivos, cuenta incluso con un indicador interno, el llamado Índice de Estrés Asociado, que ha logrado concluir que la sensación de bienestar empeora con la edad, según contó su Global Travel Manager, Andrés Ibáñez.

El género también influye: las mujeres suelen sufrir las incomodidades de los viajes con mayor intensidad. Otros dos factores que influyen en el estrés de los viajeros son los países en los que no se habla su lengua. La duración del desplazamiento o la lejanía también juegan en su contra.


LO QUE APORTAN LOS VIAJES

Paloma Fuentes, gerente de Felicidad de Mahou-San Miguel, quizá el único puesto de estas características que existe en nuestro país, abogó por el viaje como un instrumento de crecimiento personal. “Aporta muchos valores y da posibilidades de autoconocimiento y de desarrollo como pocas actividades en la vida”, explicó.

En su opinión, felicidad y bienestar no es lo mismo. “La felicidad implica modificar comportamientos. Es trabajar desde dentro hacia afuera, no de afuera a adentro, como ocurre con el bienestar”. También insistió en que “hay que trabajar por mejorar la calidad mental de las personas”.

La empresa de Fuentes es pionera en iniciativas como una app en la que los empleados pueden encontrar todo tipo de consejos, con ejercicios recomendados para dormir mejor en función de la dirección del viaje (hacia el este o hacia el oeste), con técnicas para adquirir una buena postura en el avión y con instrucciones para cualquier incidencia, además de un teléfono de atención en caso de dudas. También organiza actividades, tanto individuales como colectivas, para profundizar en este campo.


Lo que es recomendable, según explicó Alicia Fuentes, directora Recursos Humanos de Laboratorios Normon, “es tener las políticas de viaje por escrito, para que todo el mundo tenga claras las condiciones con toda la transparencia posible”. Por otra parte, la cultura de cada empresa suele reflejarse en su programa de viajes. “Hay compañías cuya organización interna o los procedimientos están muy encorsetados. No es lo mismo viajar con una empresa tradicional que con una start-up”, añadió.

En todo el proceso de mejora de las condiciones de viaje, la tecnología está jugando un papel esencial, tanto en lo que respecta a la seguridad como en el tiempo que los empleados invierten en organizar su viaje. “Estamos buscando continuamente startups con tecnología para eliminar el estrés”, comentó Cristina Moyano, manager de Inversión y Estrategia Corporativa de Amadeus IT Group.

Una de las tendencias de moda en los últimos tiempos es el bleisure, es decir, aprovechar los desplazamientos profesionales para hacer turismo. Como recordó Richard Wolf, Associate Partner de la consultora BD Sky, esta alternativa también interesa a las empresas.

“Volver el viernes a casa resulta muy caro porque todo el mundo hace lo mismo y los billetes de avión siempre está por encima de la media ese día. Por eso, algunas compañías facilitan a los empleados que se queden el fin de semana y salen ganando los dos”, concluyó.