• Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
  • Forum Business Travel
Patrocinadores fundadores
Patrocinadores

«Hay que desarrollar la tecnología para el Business Travel desde la experiencia del usuario»

«Hay que desarrollar la tecnología para el Business Travel desde la experiencia del usuario»

El sector de los viajes corporativos ha experimentado importantes cambios en los últimos años. El crecimiento de la economía, el auge de nuevos players en la industria y el avance tecnológico son factores que han transformado el mundo del Business Travel y prometen seguir haciéndolo durante 2019, según comenta Ignacio González, Director Nacional de Empresas de Globalia Corporate Travel.

Suscríbete a nuestra newsletter, con toda la actualidad del Business Travel


¿Cómo esperáis que se comporte el mercado de los viajes de negocios en España este año?
Las previsiones de crecimiento de las TMCs son moderadas. Por un lado, contamos con la inercia y la recuperación de la dinámica viajera y, por otro, debemos tener en cuenta determinadas cuestiones significativas por los efectos que pueden ejercer sobre las políticas de viajes de las corporaciones. Por ejemplo, la turbulencia del contexto internacional, con inestabilidad en ciertas regiones estratégicas y políticas más proteccionistas. De hecho, el FMI ha revisado a la baja las previsiones de crecimiento económico para 2019, lo que da síntomas de una cierta ralentización de la economía mundial. Hay que tener en cuenta también la subida prevista en los precios de los billetes de avión y del alojamiento, principalmente, lo que arroja dudas sobre las previsiones de contención de costes o del retorno de la inversión (ROI) del programa de viajes.

¿Eso significa que las empresas van a viajar menos?
Las empresas no van a dejar de viajar por el contexto económico, ni por el hecho de conocer estos factores, pero sí que estos aspectos nos ayudarán a potenciar la aportación de valor que hacemos en Globalia Corporate Travel como consultores estratégicos. El objetivo es optimizar la gestión del programa de viajes con tecnología adaptada, procesos medibles, palancas de ahorro, gestión productiva end-to-end para evitar costes ocultos y aportación del valor de compra a través del grupo Globalia.

¿Cuáles son los tres retos principales que afrontan las agencias de viajes corporativas este ejercicio? 
Primero, la transformación tecnológica, con soluciones que faciliten la gestión del travel manager y le aporten una visión end-to-end. Segundo, Business Intelligence, con estrategias que pongan el foco en la gestión del riesgo, en la monitorización de los viajeros 'in itinere', en las políticas de engagement y en la potenciación del bleisure. Y por último, Customer Experience, para seguir evolucionando el rol consultivo 360º que ofrecemos, sabiendo leer e interpretar las necesidades del programa de viajes de nuestras empresas clientes y estar alineados con sus objetivos a nivel global, pero con flexibilidad y conocimiento del mercado local.

Los proveedores de servicios de viaje para las empresas se han multiplicado, sobre todo en el campo de la movilidad o la tecnología. ¿Cuál es la estrategia de Globalia Corporate Travel frente a esta realidad?
Es un movimiento imparable si genera aportación de valor tangible. Desde Globalia Corporate Travel potenciamos la unión de todo tipo de soluciones integrales e integradas para facilitar la calidad del dato y la gestión eficiente del programa de viajes, aportando soluciones eficaces y flexibilidad en toda la cadena de valor.

¿Dónde va a impactar más la tecnología en los viajes de empresa? 
Hay que diferenciar entre tecnología ‘amable’, que realmente es útil y productiva, frente a otras herramientas, que no mejoran necesariamente ni la experiencia de usuario ni la aportación de valor al programa de viajes de las corporaciones. En la división de I+D+i de GCT estamos desarrollando soluciones que parten de la experiencia del usuario, de la empresa y de las necesidades de ambos. Por ejemplo, tenemos una herramienta propia que, a través de un algoritmo, detecta, no ya una tarifa más barata con billete emitido o reserva de hotel efectuada, sino que calcula si merece la pena o no emitir un nuevo billete teniendo en cuenta los gastos de cancelación.